La Cabeza del Moro


Continuando con los paseos por la Foz, tan amables este verano, nos encontramos con la cada vez más difícil de ver Cabeza del Moro. Es una pena, pero nos falta un relato que sepa unir la batalla en la que los moros fueron derrotados en Sigüés con esta soberbia piedra. La leyenda más conocida cuenta que en la batalla de Olast, año 785, una roncalesa cortó sobre un puente la cabeza de Abderramán I, rey de Córdoba a su paso por los Pirineos.
Lo que dicen los historiadores es que esa batalla de Olast se produjo en lo que hoy todavía llamamos Ujás. Pero de esto ya hablaremos otro día.
Ahora nos quedamos con la piedra, y con el cartel de los escaladores, que tienen vía libre para inventarse cualquier tipo de nombre. Así vemos que ellos le llaman la Cara del Hombre.
Lo dicho, a ver quién se anima a inventarse una leyenda con la Cabeza del Moro.


Publicado porMikel Belasko en 8:42  

1 comentarios:

Juani Abadía dijo... 9 de septiembre de 2010, 17:19  

Lo cierto es que me quedé de piedra al ver que le habían cambiado el nombre... Ante la duda hablamos de que el que hace el cartel (y lo paga) decide??? Porque el resto de nombres no se, me gustan los idiomas, pero que por nuestra zona tengan nombres vascos... sin ánimo de ofender.

Publicar un comentario