Camino de Santiago: ramal sur

Otra cosa es caminar por la zona de Artieda, Mianos... Queda como consuelo que pasan por Rienda, que es Sigüés, pero nos queda un tanto lejos.
En el recorrido que hice una mañana de agosto entre el cruce de Artieda y el de Martes, ni más ni menos que 16 peregrinos... Me los imagino pasando por Sigüés, atravesando el pueblo... Darían una gran vida a nuestras calles.
Este año, en la zona de Artieda han puesto en marcha una curiosa iniciativa: las piedras azules que recuerdan que parte del camino va a acabar bajo las aguas. Todos los peregrinos van colocando su piedra en el montón. Una acción visual e imaginativa.
Por otro lado, cada año van mejorando ese ramal. Para muestra los dos puentes que se han construido en la zona de Calcones.



Publicado porMikel Belasko en 9:16  

1 comentarios:

Juani Abadía dijo... 9 de septiembre de 2010, 17:21  

Bonito monolito azul.

Publicar un comentario