El Chaparral de la Casqueta

Más de uno aún se acordará del frondoso robledal que hubo en la Casqueta. De hecho, por eso se llama todavía a una zona El Chaparral, en la Casqueta, más allá de la carretera.

Aún queda un soberbio chaparro solitario para recordarnos que hasta los años 70 aquello estaba lleno de ejemplares como él.
Hoy cobija a los pastores de Esco, que han construido un pequeño banco a su aldedor, y a quienes da sombra a cambio de compañía.
Es también centenario, y le da un poco igual ya que esté condenado a inundarse bajo las aguas del nuevo pantano. Ahí le anda la cota. Quizá le cubra medio tronco. Aunque ya sabe que primero tendrá que enfrentarse a la extracción de gravas, ya que, según ha oído, la Casqueta será desmontada para rellenar la presa y otras obras relacionados.
Así que disfrutad de él mientres esté en pie, y también de su entorno antes de que se lo lleven las excavadoras o lo tape el agua.



Medidas del chaparro del Chaparral de la Casqueta
Base 3,30
perim pecho 2,80
Cruzada 11
Cruzada 11,5
Altura 8 M
monopódico 2 m, muy tocado
662382, 4719236 +5

Publicado porMikel Belasko en 19:05  

5 comentarios:

Anónimo dijo... 10 de junio de 2011, 19:11  

Todos los otoños nos ofrece sus bellotas, con las que nos da la oportunidad de perpetuar su estirpe. Pero miramos para otro lado, permitiendo el avance de la desolación.

Mikel Belasko dijo... 10 de junio de 2011, 20:01  

Pues sí, habría que aprovecharlas y plantarlas en lugares con más futuro del propio Sigüés.

Juani Abadía dijo... 10 de junio de 2011, 23:30  

Si alguno de los dos me proporciona algún fruto me compormeto a intentar sacar una plantita de ellos.

Mikel Belasko dijo... 13 de junio de 2011, 23:23  

¡Hecho! Este otoño bellotas. Seguro que alguna puede crecer cerca de casa el Herrero nueva!

Anónimo dijo... 22 de julio de 2011, 20:14  

Piensa globalmente.
Actúa localmente.

Publicar un comentario